Cómo responder y lidiar con las microagresiones

Las microagresiones son formas sutiles e indirectas de discriminación que pueden ser intencionales o no. Puede encontrar microagresiones en diversas situaciones y entornos, incluido el lugar de trabajo, el ámbito académico o las relaciones personales.

Saber cómo lidiar con las microagresiones puede ser complicado: requiere un delicado equilibrio entre tener confianza y afirmarse y poder mantener la relación. Sin embargo, con las estrategias adecuadas, puedes manejar eficazmente estas interacciones inapropiadas y peligrosas.

Utilice nuestros consejos para prepararse para cuándo y cómo responder a las microagresiones. Las siguientes técnicas le permitirán superar y establecer sus límites.

Identificar el tipo de microagresión

Antes de responder eficazmente al comportamiento microagresivo, es necesario identificar el problema. Hay tres tipos, y comprender cada uno de ellos es el primer paso para saber cómo responder eficazmente a las microagresiones:

  • Microasalto: por ejemplo, un compañero de trabajo hace una broma ofensiva sobre su origen étnico.
  • Microinsulto: por ejemplo, un profesor expresa sorpresa por su calificación o puntaje en un examen debido a su género.
  • Microinvalidación: por ejemplo, un amigo descarta sus preocupaciones sobre la discriminación racial con una respuesta sarcástica: "todas las vidas importan".

Una revisión reciente analizó 138 estudios sobre comportamiento microagresivo que se publicaron entre 2007 y 2020. Los investigadores encontraron Las microagresiones ocurren en una variedad de entornos, se dirigen a grupos minoritarios y también hay formas secundarias que ocurren después de que alguien desafía a un agresor. Gaslighting, 'explicar, hablar por los demás y culpar a la víctima son reacciones típicas cuando se denuncia a alguien por un comportamiento microagresivo. 

Decida si responder y cómo

No siempre será lo mejor para usted responder a cada microagresión. Cómo y si responde dependerá de varios factores. Deberá abordar los pros y los contras de cada incidente antes de decidir cómo reaccionar.

“Históricamente, las microagresiones se atribuían a minorías raciales. Sin embargo, con el tiempo, había evolucionado hasta formar parte de cualquier población marginada. La respuesta a estas microagresiones comienza con si la persona afectada quiere o no abordar la microagresión. Cada persona es diferente y su forma de reaccionar ante las microagresiones es diferente. A la hora de decidir responder a las microagresiones, es importante considerar las diferentes formas de afrontarlas. Por lo general, comienza con una aclaración y luego corrige al infractor de alguna manera. Si bien esto molesta a la persona ofendida, la forma en que lo aborda (es decir, el tono) también es importante”.

– Terapeuta del espacio de conversación Minkyung Chung, MS, LMHC

Estrategias para responder a las microagresiones

Es posible que dude en tener un diálogo difícil, pero abordar ese comportamiento es importante. Hay varias formas estratégicas de responder a una microagresión. Por supuesto, cuál de estos utilice dependerá del agresor, el entorno y la agresión real que se realizó. No todos serán apropiados en todos los casos, pero pueden ayudar a abordar las microagresiones.

Pidiéndoles que aclaren

Solicite que expliquen más detalladamente su declaración. Esto podría incitar al infractor a reconsiderar su punto de vista, declaración o acción, o podría redoblar su apuesta. De cualquier manera, tendrá una mejor idea de sus próximos pasos.

Abordar el impacto en uno mismo

Podría intentar explicar cómo un comentario o comportamiento le ha afectado personalmente. Ayudar a alguien a ser más consciente de sí mismo puede ser de gran ayuda para algunas personas, especialmente si sus acciones no son intencionales.

Usando la empatía

A veces puedes mostrar comprensión hacia el agresor y al mismo tiempo ser capaz de hacer valer tus sentimientos. Intente ponerse en su lugar y piense por qué podrían haber hecho un comentario o haberse comportado de cierta manera. Comprender su perspectiva puede conducir a una conversación más constructiva sobre prejuicios y estereotipos.

Desafiando el estereotipo

Puedes desafiar los estereotipos demostrando que no encajas en una noción preconcebida. Ofrezca ejemplos de su propia vida o señale excepciones dentro del mundo. Discutir temas como racismo ambiental y el modelo de mito minoritario, y cómo incluso atacar involuntariamente a una minoría o a un grupo marginado puede ser devastador y perjudicial.

Educar al delincuente

Podría intentar explicar por qué un comentario fue ofensivo y por qué podría tomarse como algo personal. Puedes ofrecer información sobre por qué una declaración es destructiva, compartiendo lo que sabes sobre trauma racial y los efectos que tiene sobre la salud mental. También puede compartir recursos, como artículos, videos o libros que fomenten el aprendizaje evitando las discusiones.

Separar la intención del resultado

Trate de averiguar si el agresor estaba consciente de sus palabras o acciones y cómo podrían parecer. Luego, podrá concentrarse en abordar lo sucedido en lugar de culpar a otros. Esta es una forma sin confrontación de gestionar una situación microagresiva.

Compartiendo tu proceso

Puedes ser vulnerable frente al agresor explicándole cómo te hacen sentir su comportamiento, acciones y palabras. Si corresponde, comparta sus experiencias personales para intentar crear comprensión.

Expresando tus sentimientos

Está bien ser honesto acerca de cómo el comportamiento microagresivo le afecta emocional y personalmente. A veces esto puede ayudar al delincuente a ver cuán destructivas pueden ser sus acciones. Incluso podría fomentar en ellos la empatía.

“Las microagresiones son a veces tan sutiles que no siempre está claro si han ocurrido. Cuando es evidente, no siempre está claro cómo acercarse a la persona o si se debe abordar el problema. Hablar con otras personas, como el sistema de apoyo, el terapeuta y/u otros líderes comunitarios de confianza, es un comienzo para navegar por la estructura y las molestias de las microagresiones”.

– Terapeuta del espacio de conversación Minkyung Chung, MS, LMHC

Consideraciones al responder

Al decidir cómo responder a una microagresión, debe considerar los diversos resultados o ramificaciones posibles de su respuesta. Por supuesto, es esencial que siempre hagas de tu seguridad y la de quienes te rodean una prioridad.

Es una buena idea evaluar cada situación caso por caso antes de reaccionar ante una microagresión.

Comience mirando lo siguiente para ayudar a determinar cuál será su respuesta:

  • Contexto y momento: ¿Estás en el trabajo? ¿Es profesional responder? A veces no será apropiado o factible abordar las microagresiones en el lugar de trabajo de inmediato. Si este es el caso, usted puede decidir si discutir el tema en otro momento en el futuro cercano podría ser más efectivo.
  • Relación con el infractor: ¿Es su jefe, un colega o un compañero? ¿Puedes responder apropiadamente? Considere su relación con la persona antes de decidir cómo reaccionar. Si se trata de alguien cercano y realmente se preocupan el uno por el otro, tener una conversación abierta sobre su comportamiento podría ser una forma efectiva de abordar el comportamiento de microagresión.
  • Dinámicas de poder en juego: ¿Tiene usted poder o autoridad sobre ellos? ¿O viceversa? Cuando eres consciente de los desequilibrios de poder, puedes decidir si confrontar a alguien podría conducir a un resultado negativo. Si le preocupan las represalias, quizás sea mejor no responder de inmediato.
  • Estado emocional: ¿Qué tan cómodo se siente al abordar el tema? Es importante ser decidido y firme ante las microagresiones. Si no está preparado para ello, quizá sea mejor esperar hasta tener fuerzas o apoyo para no ser vulnerable. 
  • Único o patrón: ¿Se trata de un incidente único o de un patrón continuo?
  • ¿Se siente seguro al responder? Si existe algún riesgo de daño físico o represalias, puede que no sea prudente responder esta vez. En su lugar, puede buscar apoyo o ayuda de un colega de confianza o dirigirse a los canales apropiados en la cadena de mando para presentar una queja o denunciar el comportamiento.
  • Tono y entrega: trate de mantener la calma y la compostura cuando aborde las microagresiones. Esto ayuda a evitar que la situación empeore. Utilice declaraciones en primera persona para expresar cómo le afectó el comentario. Resiste la tentación de ser acusador o atacar a la otra persona, lo que puede hacer que se ponga más a la defensiva y se niegue a escuchar.

Cómo lidiar con las microagresiones

Lidiar con las microagresiones puede ser un desafío, pero cuando estás preparado y armado con las estrategias y técnicas que te brindamos aquí, puede ser menos agotador emocionalmente. Es posible afrontar las microagresiones manteniendo intactos su salud mental y su bienestar.

Utilice los siguientes consejos si está intentando aprender a lidiar con las microagresiones:

  • Obtenga apoyo: buscar el apoyo de otras personas, como amigos, familiares o colegas, puede resultar beneficioso. Especialmente si han experimentado una situación similar, es posible que puedan ofrecerle valiosos consejos. Lo más importante es que puede ser un espacio seguro para desahogar sus sentimientos.
  • Hable con un terapeuta: los profesionales de la salud mental están capacitados para ayudarlo a procesar y responder a las microagresiones. Manejar las emociones provocadas por un comportamiento microagresivo puede ser difícil, pero es posible, especialmente cuando tienes mecanismos de afrontamiento. Apoyándose en terapia culturalmente sensible Puede ser beneficioso para afrontar este tipo de situaciones si están dirigidas a su raza o cultura.
  • Establece límites: cuando lo sabes cómo establecer límites saludables, puede ser más fácil mantener una relación sana, incluso si se trata de microagresiones. Asegúrate de expresar claramente tus límites y de ser asertivo.
  • Infórmese sobre las diferentes formas de discriminación: comprender los diferentes tipos de prejuicios puede resultar empoderante. Puede permitirle abordarlos de manera efectiva y sin confrontaciones. Puede leer libros y artículos, escuchar podcasts o incluso asistir a talleres sobre diversidad e inclusión cultural, todo lo cual le ayudará a ampliar sus conocimientos y le ofrecerá una plataforma estratégica desde la que responder.
  • Utilice el cuidado personal: lidiar con las microagresiones requiere resiliencia emocional. Asegúrate de cuidarte y usar autocuidado. Actividades como meditación, yoga, diario para la salud mental, e incluso comer sano y dormir lo suficiente pueden preservar su salud física y mental.
  • Documente todos los incidentes: especialmente si se producen microagresiones en el trabajo, debe mantener un registro de ello. Incluya la fecha, la hora y tantos detalles y contexto como sea posible. Con suerte, no será necesaria, pero la documentación puede ser útil si terminas reportando un incidente o discutiéndolo con alguien que tiene autoridad.

Aprenda a lidiar con las microagresiones con Talkspace

Enfrentar microagresiones puede generar sentimientos negativos y confusión emocional. Puede ser un proceso complejo de navegar y administrar, especialmente si intentas hacerlo por tu cuenta.

Obtener ayuda de un profesional de salud mental calificado y con experiencia puede ayudarlo a desarrollar mecanismos de afrontamiento, para que sepa cómo lidiar con las microagresiones y al mismo tiempo pueda proteger su propia salud mental. Talkspace es un terapia en línea plataforma que facilita la obtención de soporte.

Talkspace puede ser un recurso invaluable en su viaje. Su terapeuta puede ser un sistema de apoyo confiable y ofrecerle todas las herramientas y el apoyo que necesita para abordar las microagresiones de manera efectiva y exitosa. No tiene que permitir que estas formas sutiles de discriminación le afecten a usted, a sus relaciones o a su salud mental.

Fuentes:

  1. Comprensión actual de las microagresiones: impactos en los individuos y la sociedad. Asociación de Ciencias Psicológicas – APS. https://www.psychologicalscience.org/news/releases/2021-sept-microaggressions.html. Publicado el 13 de septiembre de 2021. Consultado el 21 de abril de 2023.

Los artículos de Talkspace están escritos por expertos contribuyentes de salud-bienestar mental; se basan en investigaciones científicas y prácticas basadas en evidencia. Nuestro equipo de expertos clínicos (terapeutas y psiquiatras de diversas especialidades) revisa exhaustivamente los artículos para garantizar que el contenido sea preciso y esté a la par con los estándares actuales de la industria.

Nuestro objetivo en Talkspace es proporcionar la información más actualizada, valiosa y objetiva sobre temas relacionados con la salud mental para ayudar a los lectores a tomar decisiones informadas.

Los artículos contienen fuentes confiables de terceros que están directamente vinculadas en el texto o enumeradas en la parte inferior para llevar a los lectores directamente a la fuente.